La Enfermedad de Chagas en Venezuela
Libro Virtual

 

Investigación Historia de la Enfermedad

La Enfermedad de Chagas: El Descubrimiento

Prof: Fernando Merino

Departamento de Fisiología,
Facultad de Medicina y Odondtología,
Universidad del País Vasco, Lejona, Vizcaya. España




Notice: Undefined index: p in /var/www/chagas.ucv.ve/public_html/modules/libro.php on line 16
| Página
Notice: Undefined index: p in /var/www/chagas.ucv.ve/public_html/modules/libro.php on line 16
1 de 1 |
Notice: Undefined index: p in /var/www/chagas.ucv.ve/public_html/modules/libro.php on line 16
Descargue versión para Imprimir en PDF

Notice: Undefined index: p in /var/www/chagas.ucv.ve/public_html/modules/libro.php on line 21

Introducción

           
 

“There is a considerable mass of data which indicates that possibly American  trypanosomiasis is responsible for an enormous amount of human disease in the  huge endemic areas of South America, and any test, such as the Machado  reaction, which may throw light on the matter, is well worthy of the most  careful investigation.”  (Yorke W, 1937)

   

La tripanosomiasis americana o enfermedad de  Chagas es una enzootia (del gr,  naturaleza animal; enfermedad que acomete a una o más  especies de animales en determinado territorio, por causa o influencia local).

En su forma clásica y hasta romántica, la historia de la enfermedad  designada con el epónimo de Chagas, comienza a partir del año 1907. Ese año un joven  médico, Carlos Justiniano Ribeiro Chagas, médico trabajando en el «Instituto Soroterápico  de Manguinhos», posteriormente Instituto Oswaldo Cruz, de Río de Janeiro, es  enviado por ese Instituto a la pequeña villa de Lassance, cerca del Río São  Francisco, para combatir una epidemia de malaria entre los trabajadores de una  nueva línea de ferrocarril a la ciudad de Belém en el Amazonas; el brote había  entorpecido la construcción del tren Central  do Brasil.

Carlos  Chagas, en 1907, “instalado en Lassance, en medio de una población acosada por  el paludismo, las enfermedades parasitarias intestinales, la anemia tropical,  el bocio y el cretinismo endémicos, además de otros síndromes carenciales y  parasitarios, el joven investigador detuvo su atención en unos insectos  hematófagos que pululaban en las chozas de barro y paja de la zona, los "barbeiros", insectos que fueron  denominados entonces Conorrhinus megistus,  nombre corregido más tarde por el ahora aceptado de Panstrongylus megistus, Burm, 1835. Estas chinches de gran tamaño  se nutrían de la sangre del hombre y de los animales domésticos que habitaban  los ranchos o cafuas.” (Romaña C, 1961). Carlos Chagas, hace así un extraordinario  descubrimiento: un parásito humano y la enfermedad causada por su infección, la  que se conocerá ese mismo año, 1909, como “enfermedad de Chagas”. Los logros científicos  implicados en el descubrimiento y la etapa inicial de las investigaciones sobre  esta enfermedad fueron reconocidos inmediatamente en Europa con el otorgamiento  del Premio Schaudinn en Protozoologia en 1912. Pero, el ímpetu inicial no se sostuvo  por largo tiempo, y el interés en la enfermedad de Chagas declinó una década  después de su descubrimiento.  

Existe una vasta literatura sobre Carlos Chagas y la historia de la  enfermedad de Chagas, incluyendo la de su propio hijo Carlos Chagas (Chagas Filho  C, 1968). Sin embargo, en los últimos años varias revisiones sobre esta  historia han sido publicadas (Benchimol J, Texeira, LA, 1993; Countinho M,  1999; Delaporte F, 1999; Kropf S 2005, Prata A, 1999) con diferentes visiones y  distantes de la de los libros de texto, especialmente las escritas por  Countinho y Pinta Dias, Delaporte, Kropf, Azevedo y Ferreira, y por Stepan (Coutinho  M, Pinta Dias JC, 1999; Delaporte F, 1997, 1999, 2005; Kropf S et al., 2003;  Stepan NL, 1993). Estos autores presentan tres enfoques distintos de la  “clásica” historia de la enfermedad de Chagas planteando, además de su fase de  descubrimiento, 1. la “deconstrucción” [desmontaje de un concepto o de una  construcción intelectual por medio de su análisis, mostrando así  contradicciones y ambigüedades] en los años 1920 de un hecho científico  previamente encerrado en una “caja negra” (Countinho y Pinta Dias en 1999). 2. El  largo y complicado proceso de construcción de una nueva enfermedad (Kropf S et  al., 2003). Y 3. un tercer enfoque, la descripción en 1935, de una nueva  entidad nosológica “que reemplazo una enfermedad errónea y en gran medida  imaginaria” (Delaporte F, 1997, 1999, 2005). El interés de Delaporte se centró  en el descubrimiento de la verdad nosológica, en los conceptos desarrollados  por los investigadores y luego evaluados por la epistemología, por la doctrina  de los fundamentos y métodos del conocimiento científico. (véase la revisión de  Löwy I, 2005).

Francisco Laranja, Aluizio Prata, Marilia Coutinho, e inclusive Carlos  Chagas Filho, dividen de esta manera, la historia de la tripanosomiasis  americana o enfermedad de Chagas en 3 períodos:

     
  1. El primer período o período histórico: la tiroiditis parasitaria, 1909-1915
  2.  
  3. Segunda etapa o de deconstrucción: El  escepticismo, las dudas y las críticas, 1916-1935
  4.  
  5. Tercera etapa: La consolidación o periodo de  reconstrucción, 1934-1960

 


Notice: Undefined index: p in /var/www/chagas.ucv.ve/public_html/modules/libro.php on line 30
| Página
Notice: Undefined index: p in /var/www/chagas.ucv.ve/public_html/modules/libro.php on line 30
1 de 1 |
Notice: Undefined index: p in /var/www/chagas.ucv.ve/public_html/modules/libro.php on line 30
 

 

 

Logo UCVUna publicación electrónica del Centro de Análisis de Imágenes Bioméditas Computarizadas CAIBCO. caibco@ucv.ve Instituto de Medicina Tropical - Facultad de Medicina - Universidad Central de Venezual